IPACK-IMA
Certified by the US Government
SANDOZ
El cáncer aumentará su prevalencia 70% en 20 años
ARMSTRONG
El cuidado capilar masculino, cuestión de vanidad o salud
CETIFARMA
CETIFARMA reconoce a AbbVie México por cumplir con Prácticas Transparentes
SANTORIUS
La preparación de patrones de concentraciones conocidas es un procedimiento de rutina en laboratorios analíticos.
LSS
Pharmapack: New Tamper Evident Labeller from LSS
SSA1
El principal reto de las enfermeras: no perder su atención humanista
SSA2
Gea González cuenta con clínica para el tratamiento del dolor
Hospital DioMed
¿Ya visitaste al oftalmólogo este año?
Unilever
Responde a los retos del sistema alimentario mundial
TheraBreath
TheraBreath, aliento fresco ¡siempre!
PFIZER
Presenta Safe ON, una innovadora línea de condones para México
LIBRO DE COCINA
Dos estilistas de alimentos y un fotógrafo presentan su libro “Otro Stylo Para Cocinar”
Marketing
¿Qué viene para este año en marketing digital?
La costeña
Sabor Capital anuncia al ganador de su segunda convocatoria
Dior
Dior Lady Art
Kleenex
Busca pañuelos Kleenex® mejorar espacios públicos con arte urbano

La vacuna contra VPH debe aplicarse en jóvenes para prevenir cáncer cervicouterino y otras enfermedades asociadas al virus

 

  

  

 

 

 

 

 

     
De acuerdo con estudios, el ADN oncogénico del VPH está presente en al menos 15.2% de las mujeres sexualmente activas de entre 25 y 29 años a nivel mundial  
Una vez producida la infección con un tipo oncogénico de VPH, la evolución hacia el cáncer es más rápida en poblaciones femeninas adultas que en las de menor edad, por eso, contar con la vacuna puede prevenir su contagio y desarrollo, aun cuando su aplicación sea en la edad adulta  

Por Dr. Carlos Aranda
 
El Virus del Papiloma Humano (VPH) es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de cáncer de cervicouterino en mujeres, pero además es causante de otros padecimientos que también afectan a los hombres, como son las verrugas genitales o el cáncer de pene, de acuerdo con expertos de la American Cancer Society (ACS).

La infección por VPH es común, y aunque en la mayoría de las personas su organismo puede eliminarla de manera natural, cuando ésta no desaparece y se torna crónica, puede con el tiempo ocasionar cáncer cervicouterino, vulvar y vaginal en mujeres, cáncer de pene en los hombres, y de ano, boca y garganta en ambos, específica la ACS.
 
Para prevenir el desarrollo de cáncer y otras enfermedades asociadas con el virus, los especialistas aseguran que es esencial aplicarse la vacuna contra el VPH, tanto en hombres como en mujeres. Si bien la recomendación es que ésta se suministre entre los 11 y 12 años, su uso después de los 25 años también ha demostrado beneficios.

El estudio “HPV vaccination against cervical cáncer in women above 25 years of age: key considerations and current perspectives”, encabezado por científicos del Institut Catalá d’Oncologia, revela que el ADN oncogénico de VPH está presente en al menos 15.2% de las mujeres sexualmente activas, de entre 25 y 29 años a nivel mundial.

Así mismo, señala que una vez producida la infección con un tipo oncogénico de VPH, la evolución hacia el cáncer es más rápida en poblaciones femeninas mayores a los 25 años que en las de menor edad. Contar con la vacuna, y su aplicación en la edad adulta, puede prevenir el contagio y desarrollo de enfermedades relacionadas con la infección por VPH.

Por otra parte, y debido a que el virus del papiloma humano se contagia al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una pareja infectada, los expertos indican que la vacunación no debe enfocarse únicamente a mujeres sino también a hombres, aunque superen los 25 años de edad, ya que se ha mostrado en otro estudio que en los hombres vacunados, tiene lugar una adecuada respuesta inmunogénica. 

Al incrementar la vacunación en hombres se previene la transmisión del virus a su(s) pareja (s) y, por ende, el desarrollo de las enfermedades asociadas al VPH, evitando el contagio de virus de alto riesgo como el tipo 16 y 18 (causan el 70% de los cánceres de cuello de útero), así como el tipo 6 y 11, que son los que causan las verrugas  genitales en el 90% de los casos.
 
La vacunación reduce las probabilidades de desarrollar alguno de los diferentes cánceres relacionados con la infección por VPH. Ahora se sabe que las verrugas genitales pueden estar asociadas también a virus de alto riesgo, principalmente el tipo 16, en un 20% a 40% de los casos.
 
Por lo anterior, es importante que los esfuerzos en la prevención que realizan tanto las instituciones de salud, como los que se ejecutan de forma individual, incluyan campañas de vacunación tanto para hombres como para mujeres en edad adulta, siendo hasta hoy la vacuna tetravalente, la única de las dos que se comercializan en el país, indicada para ambos sexos y que protege contra los cuatro tipos de VPH: el 16 y el 18 y el 6 y el 11.
 
Gracias a las nuevas directrices médicas, es importante que tanto mujeres como hombres adultos que no han sido vacunados, se asesoren acerca de la utilidad de recibir la vacuna contra el VPH aún después de los 25 años de edad.